Compartir

ESTA SEMANA SE CELEBRABA UN PLENO ORDINARIO


Ayer se celebraba un pleno de carácter ordinario, que se iniciaba con la aprobación de las actas anteriores. A partir de aquí, los tres puntos siguientes, referente a la modificación de ordenanzas fiscales reguladoras del impuesto de bienes inmuebles y presupuestaria y aplicación del superávit, además de la dación de cuentas de las líneas fundamentales del presupuesto, salieron adelante.

El punto cuatro fue el más debatido de la sesión, tratándose de la modificación de las ordenanzas fiscales reguladoras del impuesto de bienes inmuebles. El concejal de Hacienda, Marcos Ruiz, intervino para explicar esta bajada del IBI. La rebaja del tipo impositivo para el 2018 será del 0,123 % por lo que pasará del 0,65 al 0,6377, obteniendo una recaudación de 14,5 millones para el pago de las nóminas, el mantenimiento y las mejoras de los servicios y las infraestructuras.

El primer teniente de alcalde se refería a este asunto al término de la sesión.

Quien se mostró muy crítico con esta bajada por considerarla insuficiente, fue el portavoz del partido socialista Diego José Jiménez.

Esta bajada repercutirá en 27.549 recibos y se aliviará la economía de 16.892 vecinos y 508 se mantendrán con la misma cuota. El resto tendrán un aumento inferior a 10 euros, como el delegado de Hacienda Marcos Ruiz.

A esta rebaja fiscal habría que sumar la bonificación general del 30 % del recibo del IBI a todos los vecinos que cumplan con los requisitos estipulados de estar empadronados, al corriente de sus pagos, que tengan sus recibos domiciliados y que presenten en tiempo y forma su solicitud. El plazo de presentación de las mismas estará abierto desde mediados de noviembre hasta final de año. Todos votaron a favor de la bajada menos la ASM.

El portavoz de Compromiso Manilva, Diego Urieta, adelantó que en esta legislatura el equipo de gobierno, siempre que lo permita la estabilidad económica, espera poder aplicar dos nuevas bajadas sobre este impuesto.

Uno de los puntos sobre jubilaciones quiso reconocer la labor del trabajador municipal Francisco Martín Pareja. El alcalde y toda la corporación agradeció los servicios prestados y le desearon lo mejor en esta nueva etapa de su vida.

Pasado el ecuador del pleno, se trató la moción de la ASM sobre el traslado del mercadillo de los domingos al núcleo de Sabinillas. Basándose en los informes negativos de los técnicos y de la Policía Local, el caos circulatorio, el ruido para todos los vecinos de montaje y desmontaje de los puestos e incluso la competencia desleal a los empresarios, el Equipo de Gobierno desestimó sacar adelante la propuesta.

El responsable de comercio del ayuntamiento de Manilva, Dean Tyler Shelton, dejó claro que ese traslado es inviable en este momento, aunque se seguirá estudiando la propuesta de cara al futuro.

Diego Urieta fue más allá y comentó que esta moción es inaplicable, ya no solo por el caos que pudiera ocasionar en el núcleo de Sabinillas y que cuenta con los informes desfavorables de todos los implicados, sino que además podría perjudicar a parte del tejido empresarial del municipio.

Otra de las mociones, en este caso aprobada, fue la presentada por Izquierda Unida sobre el apoyo a la reforma de la ley 17/2007 de educación de Andalucía para establecer una inversión mínima garantizada en materia educativa.

En los asuntos urgentes se aceptó la moción de la ASM para debatir el problema de España con respecto a Cataluña, posicionándose a favor de la ley y la constitución.

Sobre este tema se expresó también el primer teniente de alcalde Antonio Barragán, que dejó claro que hay que defender la constitución que tanto costó conseguir a nuestros padres.

Finalizaría este denso pleno con los ruegos y preguntas de la oposición.