Compartir

RECTA FINAL EN LAS OBRAS DEL DEPÓSITO DEL AGUA QUE GARANTIZARÁ EL SUMINISTRO 25 AÑOS

El alcalde de Manilva, Mario Jiménez, el concejal de Infraestructura y Obras, Antonio Barragán y el edil de Hacienda, Marcos Ruiz, se han personado en una de las obras más importantes llevadas a cabo en el municipio en los últimos tiempos, el depósito situado en la zona del Hacho.

Cabe recordar que la empresa pública Acosol está invirtiendo 1,7 millones de euros para mejorar el suministro de agua al término. Las obras tienen por objeto incrementar la capacidad de suministro en alta al municipio de Manilva desde las conducciones principales de abastecimiento de la Costa del Sol Occidental, permitiendo una gestión conjunta y eficiente de los recursos disponibles.

La actuación está consistiendo fundamentalmente en la rehabilitación y puesta en funcionamiento del depósito de 10.000 metros cúbicos situado en la Urbanización El Hacho. Este depósito se conectará con el de la Costa, que quedará integrado en el sistema de abastecimiento en alta como depósito de regulación del suministro al municipio.

Además de los técnicos responsables de esta nueva instalación, también estuvo presente el consejero delegado de Acosol, Manuel Cardeña, quien afirmó que este nuevo servicio mejorará el abastecimiento del municipio al disponer de un depósito de regulación con capacidad para almacenar la demanda diaria, lo que permitirá mejorar la capacidad de suministro y reducir el riesgo de cortes en caso de avería.

Y es que una vez puesta en funcionamiento estas infraestructuras la capacidad de regulación en este sector pasará de los 2.300 metros cúbicos actuales a 12.300 metros cúbicos.

Tanto el regidor local como el edil de Infraestructura y Obras coincidieron en la importancia que tendrá para el municipio contar con una infraestructura de esta magnitud con un servicio que vendrá a mejorar considerablemente la calidad de vida de la ciudadanía.