Compartir

SATISFACCIÓN MUNICIPAL CON EL RETORNO DEL RASTRO DE LOS DOMINGOS

Desde el Ayuntamiento de Manilva se comprobaba en el día de ayer la respuesta positiva dada por todas las partes después de la reunión de coordinación que se tuvo a mediados de semana.

Cabe recordar que el alcalde de Manilva, Mario Jiménez, tomó la decisión de interrumpir la actividad del rastro de los domingos ante las continuas quejas vecinales y los consejos de las propias delegaciones de Limpieza y Comercio.

Este parón puntual tenía como objetivo que el recinto ferial se encontrase en perfectas condiciones una vez finalizada la jornada. Para ello, concretaron un modelo de actuación conjunta entre los comerciantes y el propio Consistorio.

El primer edil manilveño agradece el reconocimiento público de los comerciantes en su obligación de mantener limpias sus parcelas y el trabajo realizado por las citadas áreas y la Policía Local, y sobre todo, que cientos de vecinos y visitantes puedan disfrutar de este particular mercadillo en las mejores condiciones antes, durante y
después.