NOTICIAS PLAYAS

ORDENANZAS MUNICIPALES PARA LOS USUARIOS DE PLAYAS

Las ordenanzas municipales en el ámbito de playas tienen por objeto regular el correcto uso del litoral del término Municipal de Manilva, además de las actividades de todo tipo que en ellas se desarrollen.

En cuanto al uso de la playa por los bañistas, acampada y barbacoas, actividades deportivas, fiestas y juegos, y uso del equipamiento en general, las ordenanzas registran diferentes artículos que deberán ser cumplidos por los ciudadanos.

El paseo, la estancia y el baño pacíficos en la playa y en el mar, tienen preferencia sobre cualquier otro uso.

Quedan prohibidos los campamentos y acampadas, durante todo el año en todas las playas del término municipal de Manilva. Quienes vulneren esta prohibición, a requerimiento verbal de los Agentes de la autoridad, habrán de desalojar de forma inmediata el dominio público ocupado, sin perjuicio de que se gire parte de denuncia a la Administración competente en orden a la instrucción del oportuno expediente sancionador cuando proceda.

Con el objeto de permitir a los usuarios un disfrute más equitativo de las playas sólo les será permitido el uso de parasoles diáfanos en sus laterales.

Asimismo, no se permitirá el encendido de barbacoas o cualquier tipo de fogatas sin autorización previa o fuera de los lugares habilitados para tal fin.

Queda prohibido el uso de bombonas de gas o líquidos inflamables en las playas, a excepción del combustible para embarcaciones en la zona de varada.

Queda prohibida igualmente, la celebración de fiestas o moragas sin autorización expresa del Ayuntamiento o autoridades competentes. Será la Delegación de Playas del Ayuntamiento quien establezca el área ocupada durante el evento, además de la hora de inicio y finalización del mismo y el número máximo de participantes. Los organizadores se responsabilizarán del mantenimiento del orden durante la celebración del mismo. El área ocupada, una vez finalizada la actividad, habrá de ser desalojada en perfecto estado de orden y limpieza, recayendo sobre los responsables las cargas de las posibles infracciones que se hubieran cometido, así como las que se generen de su posible limpieza.

Está totalmente prohibido en las zonas y aguas de baño y durante la temporada de baño, tanto en la arena de la playa como en el agua del mar, fuera de los recintos acondicionados para tal fin, la realización de actividades deportivas y juegos que puedan suponer una molestia para el resto de usuarios, exceptuando aquellas que se realicen en playas cuyas dimensiones permitan mantener suficiente distancia del resto de los usuarios y que nunca será menos de 6 metros.

El uso de aparatos de radio o similares, instrumentos musicales o cualquier otro artefacto, se permitirá siempre que la emisión de ruidos no produzcan molestias al resto de usuarios.

Queda terminantemente prohibido dañar, romper, pintar, quemar o hacer mal uso del equipamiento de playas o del mobiliario urbano, cualquiera que sea, papeleras, pasarelas, duchas, lavapiés, torretas, módulos de aseo, farolas, bancos, etc., instalados en la playa y paseo marítimo. Cualquier infracción a este artículo será sancionada, quedando además el infractor obligado a la compensación de los daños que hubiese producido en los bienes del domino público, cuya evaluación corresponderá efectuar a los servicios correspondientes.

No está permitido dar a las duchas, lavapiés o aseos un uso diferente al que les es propio. Así, se sancionará conforme a la presente Ordenanza a los usuarios que den otro fin a las mismas como jugar, limpiar los enseres de cocina, lavarse o ducharse usando jabón, gel, champú o cualquier producto detergente, sin perjuicio de las responsabilidades de otra índole que puedan exigirse en cada caso.

También queda prohibido lavarse en el agua del mar utilizando jabón, gel, champú o cualquier otro producto similar, así como limpiar en la arena de la playa o en el agua del mar los restos de alimentos de los enseres de cocina.

Compartir