COMERCIO Y CONSUMO NOTICIAS

TALLERES DE CONSUMO EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

El instituto Las Viñas de Manilva acogía un taller formativo de Consumo sobre las reclamaciones ante las clínicas dentales y las empresas que proponen “superalimentos”.
El taller fue impartido por la Asociación Al-Andalus de Málaga, y estaba dirigido a los alumnos de bachiller, en un ambiente ameno y participativo.
Dicha formación comenzó con una exposición de los derechos que asisten a los consumidores en sus relaciones con los centros dentales. Seguidamente se dieron a conocer una serie de pautas para la protección de los mismos y se hizo una exposición de las reclamaciones frecuentes que suelen plantearse en este sector, así como las vías de reclamación y solución de las mismas.
Casi el 90% de los jóvenes que asistieron a esta charla ya habían sido usuarios de centros dentales, y algunos de ellos habían experimentado algunos de los casos expuestos, por lo que desde el área de Consumo se considera que esta iniciativa ha resultado muy útil.
Los “Superalimentos” fue otro tema que despertó mucho interés y que no solo afecta particularmente a los jóvenes. Se trata del uso de este tipo de productos que en algunos casos se escapan de las medidas de control sanitario, e incluso de otros que aún homologados, han resultado perjudiciales y hacen necesario abordar esta temática con mayor profundidad y eficacia para erradicar y concienciar sobre la problemática.
Esta actividad organizada por la Delegación de Consumo esta subvencionada por la Junta de Andalucía, y es una de las que se ha llevado a cabo dentro del marco de colaboración con las Asociaciones de Consumo.
Por otro lado, esta semana alumnos de primaria del centro Pablo Picasso en Manilva, recibieron un taller impartido por la Asociación de Consumidores de Málaga UCE. Esta actividad ha versado sobre la educación en hábitos de consumo responsable.
Francisco Becerra, concejal delegado de Consumo considera importante el desarrollo de estas actividades de forma periódica para lograr por un lado, la protección de los derechos de los consumidores, y por otro crear hábitos de consumo responsable y sostenible, para lo cuál la educación temprana en conductas de consumo resulta fundamental.

Compartir