ALCALDÍA NOTICIAS

Ayudas a los afectados por el estado de alarma

Desde el Ayuntamiento de Manilva se sigue informando de los decisiones que se toman desde el gobierno y que puede ser interesante para muchos vecinos de nuestra localidad.

En cuanto a la moratoria hipotecaria RD-Covid 19, afecta a los préstamos hipotecarios destinados a la adquisición de vivienda habitual de deudores en situación de vulnerabilidad económica y las mismas medidas se aplicarán igualmente a los fiadores y avalistas del deudor principal, respecto de su vivienda habitual y con las mismas condiciones que las establecidas para el deudor hipotecario.

La moratoria la pueden solicitar aquellas personas que cumplan estos cuatros requisitos:

  • Que el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas
  • Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, con carácter general, el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensua.
  • Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35 por cien de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.
  • Que a consecuencia de la emergencia sanitaria, la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda.

La moratoria consiste en el aplazamiento que supondrá la suspensión del cobro de una cuota. Se podrán mantener los aplazamientos si se prorroga el RD y no se devengarán intereses. No obstante, si la situación del cliente requiere otro tipo de solución, se analizará caso a caso para poder ayudar a reestructurar la deuda o establecer soluciones más adaptadas, aunque estén fuera de lo definido
por el RD.
Para solicitarla deben ponerse en contacto con las oficinas de la entidad financiera donde tengan la hipoteca.

En otro orden de cosas, el Consejo de Ministros ha aprobado un paquete de medidas de apoyo a los inquilinos.

Para ello, los fondos de inversión y los grandes tenedores inmobiliarios tendrán que hacer un esfuerzo y colaborar para que se cumpla con el derecho a la vivienda. Así, los grandes caseros tendrán que optar entre dos vías para ayudar a sus inquilinos en dificultades: aceptar una quita del 50% en las rentas o asumir una reestructuración de la deuda, es decir, repartir el pago de las rentas no retribuidas durante un plazo de tres años.

De los créditos se podrán beneficiar las personas paradas, los trabajadores sometidos a procesos de ERTE o reducciones de jornada, así como los autónomos que hayan sufrido una fuerte caída de sus ingresos.

Los hogares que no puedan afrontar el pago de los micro créditos también contarán con ayudas directas del Estado para saldar su deuda con el ICO.

Además, el decreto contempla la suspensión de los desahucios para hogares sin alternativa habitacional hasta el día en que hayan transcurrido seis meses desde la finalización del estado de alarma.

Y también se establece una prórroga extraordinaria de seis meses de los contratos de arrendamiento de vivienda habitual que fueran a vencer inmediatamente. Ello implica, que a nadie se le pueda subir el precio del alquiler en un plazo de seis meses.

El Gobierno, también en materia de vivienda, ha decidido ampliar a tres meses la moratoria en el pago de la hipoteca para las personas que hayan perdido su empleo o hayan visto reducidos sus ingresos. Además, se anunció la ampliación en el alcance de la moratoria a los autónomos, profesionales y pymes en dificultades y a los préstamos no hipotecarios que mantengan las personas en situación de vulnerabilidad económica, incluyendo los créditos al consumo.

Compartir