ALCALDÍA NOTICIAS

Homenaje a los miembros del taller de mascarillas

Ayer se realizó una cena homenaje a las personas que durante el confinamiento se han desvivido, a través del taller de mascarillas solidarias, para confeccionar este tipo de elementos de seguridad cuando el mercado estaba totalmente desabastecido.

La idea que surgió del empresario local, Jesús Belmonte, fue muy bien acogida por el primer edil manilveño, Mario Jiménez, que se volcó con la iniciativa, que ha dotado de mascarillas, a vecinos, trabajadores municipales, supermercados, sanitarios, cuerpos de seguridad o residencias de ancianos y que ha hecho posible que en esos difíciles momentos, saliéramos a la calle con algo más de seguridad frente al Coronavirus.

Hasta doce horas han llegado a trabajar un grupo de hombres y mujeres de manera voluntaria, que no se han olvidado de aquellos que más lo necesitaban. Entre todos han creado una gran familia y ayer lo demostraron durante este encuentro fraternal.

Como indicaba Belmonte, hasta 18.000 mascarillas se llegaron a fabricar durante esos días de confinamiento. Así lo explicaba ante nuestros micrófonos.

El empresario afincado en nuestra localidad, desde hace ya algunos años, y que cedió las instalaciones y la maquinaria de su empresa para la confección de las mascarillas, comentaba que le llama la atención el agradecimiento espontáneo de la población manilveña e indicaba que si algo ha quedado claro durante esta época es la solidaridad de los vecinos de la localidad, que han cedido todo el material que estaba en su mano para que se pudiera seguir trabajando.

A lo largo del confinamiento, y en vistas de lo que sucedía, este empresario decidió echar a andar una empresa de desinfección, tan necesaria durante estos tiempos. Para ello, ha contado con los mismos voluntarios que de manera altruista han trabajado por todos nosotros.

El alcalde de Manilva, Mario Jiménez, no quiso faltar a este cita, como modo de agradecerles la enorme labor realizada durante estos meses y comentó que esta hazaña será recordada por siempre por todos los vecinos de la localidad. Antes de concluir, quiso agradecer a la dirección del Restaurante Varadero en Sabinillas, esta cena homenaje ofrecida a estos otros héroes locales.

Y es que la labor que han hecho estos hombres y mujeres será imposible de olvidar por los manilveños, porque cuando más lo necesitábamos ellos estuvieron ahí.

Compartir