ALCALDÍA CULTURA NOTICIAS

Las obras del BIC del Castillo finalizarán a mediados de 2021

El 18 de junio de 2021 deberían estar finalizadas las obras incluidas dentro del proyecto de recuperación y puesta en valor del yacimiento situado en el entorno del Castillo de la Duquesa, en Manilva. Esta actuación, incluida en los conocidos como planes provinciales, pertenecen al año 2019 y según avanzaba el alcalde de Manilva, Mario Jiménez, se trata de una excelente noticia para la localidad, ya que vendrán a poner en valor una zona que va repercutir muy positivamente en nuestro municipio a nivel cultural y turístico.

Se trata de la mejora de los restos arqueológicos de una parte de la villa romana y del área industrial de una factoría de salazón, declarados Bien de Interés Cultural en 2005.

En este proyecto tiene un presupuesto de 369.137,05 euros, de los que la Diputación aportará 329.000 euros y el Ayuntamiento de Manilva, 40.137,05 euros.

Los trabajos estarán destinados principalmente en los restos del entorno del Castillo de la Duquesa, en la parcela de propiedad municipal situada frente al propio castillo, siguiendo las determinaciones del Plan Especial del BIC Zona Arqueológica ‘Entorno Castillo de la Duquesa’. Estos contemplan en primer lugar, una labor de consolidación y refuerzo de los restos arqueológicos existentes tanto en la zona romano residencial como en la parte industrial. En esta etapa se llevará a cabo el desbroce y limpieza de las estructuras de los muros por medios manuales, la eliminación de sustratos superficiales y el saneamiento de todo el perímetro de la pintura mural y zócalos.

Además se rematarán algunas partes aprovechando las estructuras tras las labores de saneamiento y se adherirán aquellas piedras de muros que, aun estando en su posición original, no se encuentren bien adheridas.

Por último, se colocará un lecho de grava en las zonas entre muros donde no quede pavimento alguno. Estos lechos de grava serán de distintos colores para orientar la lectura correcta por parte los visitantes. En este sentido, se prevé utilizar grava gris, blanca y ocre, que diferenciarán la zona residencial de las zonas fabriles y los elementos posteriores del siglo XIX.

Tras estos primeros trabajos de consolidación, se diseñará un recorrido elevado, para proteger los restos, a través de una pasarela de acero con pavimento de madera, contando con un pequeño control de acceso, que tendrá paneles explicativos generales del conjunto.

El recorrido va a permitir la contemplación y explicación ordenada de todo el conjunto arqueológico, circulando por el espacio a través de cada una de sus partes: la villa, los almacenes de la fábrica, la zona de piletas, así como los importantes restos de conducciones de aguas y pequeños pozos que se sitúan por toda la parcela. De esta forma, se limita al máximo el paso de las personas libremente a cota de excavación para de este modo proteger los restos arqueológicos.

Igualmente, la pasarela permitirá la iluminación homogénea de todo el conjunto arqueológico sirviendo de base para la distribución de luminarias y ocultando las redes e instalaciones eléctricas en su interior. Este sistema de iluminación hace que el mantenimiento y cuidado de las instalaciones sea más sencillo y posibilita realizar visitas de carácter nocturno.

Una vez terminados los trabajos, nuestra localidad pasará a convertirse, como indicaba el alcalde, en punto de referencia dentro de la provincia, algo que se lleva persiguiendo por parte del ayuntamiento de Manilva desde hace años.

La edil de cultura, Alba Jiménez, se congratulaba de que finalmente este proyecto se vaya a convertir en una realidad, engrosando nuestro patrimonio cultural e histórico, y la de turismo, Eva Galindo, se mostraba satisfecha de poder incorporar este nuevo reclamo a todo lo que ya ofrece nuestro término.

Compartir