NOTICIAS URBANISMO Y MOVILIDAD

Reactivación Urbanística: Espacios públicos, zonas verdes y equipamientos

Dentro del trabajo que se viene llevando a cabo en la Gerencia de Urbanismo desde comienzos de este mandato, una de las principales líneas de actuación es la reactivación de obras y urbanizaciones abandonadas o a medio terminar, mediante la tramitación de diferentes instrumentos, el restablecimiento de la legalidad urbanística, la recuperación de espacios públicos, zonas verdes y equipamientos, y facilitando el cumplimiento de las normativas y la obtención de las licencias una vez que se dan los requisitos.

Según comentó el edil responsable del área, Marcos Ruiz, tras reactivar las urbanizaciones de Martagina, la parte baja de la Paloma, y otras en el Hacho y Princesa Kristina, se está trabajando a pleno rendimiento para regularizar la situación de la zona conocida como Nueva Manilva, en los ámbitos que el Plan General vigente denomina MA-6 «El Ciruelo» y MA-7 «Las Lomas de Manilva», comprendidos entre el Cementerio Parroquial y la rotonda de la entrada sur de Manilva».

Para solventar el problema real que hay en estos sectores, que no es otro que un exceso de edificaciones y un déficit de zonas verdes y equipamientos, el Ayuntamiento está tramitando, de la mano de la Junta de Andalucía, una Innovación en el Plan General que agrande el sector incorporando parcelas sin edificación para equilibrar el desarrollo urbanístico del núcleo histórico.

Esta innovación lleva tramitándose desde el año 2006, con no pocas dificultades y crisis de por medio, pero en estos momentos tiene un compromiso total del Equipo de Gobierno y sólo falta la emisión de dos informes sectoriales para que la Junta lo apruebe definitivamente.

Es por eso que, antes de la constitución de la Junta de Compensación que se va a crear de forma inminente, el Consistorio ha convocado dos reuniones, una con los propietarios de las parcelas colindantes afectadas y otra con todos los que tienen propiedades en el sector, intentando dar máxima transparencia al procedimiento, seguridad jurídica a los fondos de inversión de propietarios de las viviendas inacabadas y apoyo a los vecinos y terceros de buena fe que se encuentran dentro del sector.

La Junta de Compensación que se va a crear actúa de forma similar a una comunidad de propietarios, con la particularidad de que reparte los beneficios y las cargas de la actividad urbanística entre todos los propietarios. En este punto el Ayuntamiento tiene establecido el criterio de que los vecinos que aporten sus tierras a esta unidad recibirán una justa compensación en metálico o podrán participar del desarrollo urbanístico de la zona a su elección. En los casos de las edificaciones existentes antes de esta innovación contribuirán sólo en la medida que se incrementen los derechos que ya les reconocía el plan general de Manilva del año 94.

La mencionada Junta de Compensación se constituirá para cumplir de forma solidaria con la justa distribución de beneficios y cargas (cesión de suelo al municipio para disfrute de todos los ciudadanos, la plusvalía por la actuación urbanística, así como las obras de urbanización imprescindibles para transformar en suelo e integrarlo en el núcleo urbano de Manilva).

Esta actuación trata de revitalizar con nuevas zonas verdes, aparcamientos, calles, acerados, refuerzo de redes de suministro y servicios que mejore todo el entorno. Una vez cumplido estos objetivos la Junta de Compensación se disolverá y entre todos se habrá logrado regenerar una zona de gran importancia para nuestro pueblo, constituyendo un nuevo espacio de convivencia.

Para el alcalde de la localidad, Mario Jiménez, se trata de una importante noticia que supondrá un avance fundamental para el término.

Los vecinos de Manilva que son propietarios de suelo o inmuebles en esta zona, junto con el Ayuntamiento, tienen la mayoría suficiente para determinar cuál ha de ser la manera de gestionarla para que el mayor beneficio quede en nuestro pueblo.

Compartir