Esta mañana la delegada de salud del Ayuntamiento de Manilva, Eva Galindo, ha acompañado al equipo de personas que realiza la revisión de los desfribriladores colocados en distintas instalaciones municipales, para hacer el mantenimiento de los mismos.

Se trata de una importante labor, para que estos aparatos se encuentren en perfecto estado con el fin de poder utilizarlos en caso necesario.

El desfibrilador externo semiautomático, DESA, es un pequeño aparato que está diseñado para el adecuado tratamiento a los ritmos cardíacos irregulares que pueden poner en grave peligro la vida de una persona.

Es una máquina cuya primera función es detectar ritmo cardiaco, y a continuación dar instrucciones y aplicar descargas para recuperar el normal funcionamiento.

En el recorrido realizado esta mañana, el alcalde de Manilva, Mario Jiménez, junto a los responsables municipales Eva Galindo y Manolo Gil, han hecho entrega al club de petanca Casama de uno de estos aparatos tan importantes para salvar vidas.

Desde el área de salud, se seguirá trabajando para continuar con el mantenimiento de los ya existentes y aumentar poco a poco el número de desfibriladores en el municipio.

Redaccción: RTV Manilva

scroll to top