LIMPIEZA Y T.R.S. NOTICIAS

Vuelve a aumentar la recogida de residuos en el segundo trimestre del año

Según los informes recibidos, el Complejo Ambiental Costa del Sol trató en el segundo trimestre de este año 94.979 toneladas de residuos sólidos urbanos (RSU), un 18% más que en el mismo periodo de 2021 cuando se gestionaron 80.528 toneladas.

El aumento también ha sido destacado en comparación con el primer trimestre del año, con una subida del 22%, ya que entre enero y marzo de 2022, la cantidad de RSU tratada fue de 77.667 toneladas.

La gran diferencia entre los dos primeros trimestres tiene su lógica al registrarse un importante aumento de la población en la Costa del Sol desde abril y en el comienzo del verano con la llegada de turistas.

La recogida selectiva de envases ligeros, papel-cartón y vidrio experimentó subidas en todas las fracciones.

Los envases ligeros subieron un 19% respecto a 2021. El segundo trimestre arrojó un total de 3.716.001 kilos frente a los 3.121.350 de 2021, mientras que nuestra localidad registró un 26% más.

Respecto al papel-cartón, el aumento de la recogida de este material se ha situado en el segundo trimestre del año en el 13%, pasando de los 2.234.862 kilos de 2021 a los 2.516.036 kilos de 2022. Los números en Manilva aumentaron un 34%.

Especialmente destacados son los datos de la recogida de vidrio en el segundo trimestre con un incremento en la Costa del Sol del 65% respecto al mismo periodo de 2021. En total se han recogido 4.505.530 kilos frente a los 2.728.919 del año anterior.

La recogida de vidrio es, sin lugar a dudas, uno de los mejores indicadores de la buena marcha del sector turístico. Y aquí podemos comprobar como hoteles, restaurantes y cafeterías que, a comienzos del verano de 2021 aún no habían recuperado su ritmo habitual, este año están a pleno rendimiento”. Manilva destaca sobremanera, en este aspecto, con una subida de casi el 200%.

La edil de Limpieza, Paqui López, agradece el compromiso de la inmensa mayoría de la población ya que sin su contribución sería imposible tener un pueblo limpio, aseado y comprometido con el reciclaje.

Compartir