ALCALDÍA NOTICIAS

Efectivos del retén de bomberos de Manilva ayudan en las labores de extinción

Sobre las tres y media de la tarde de este pasado miércoles, se dio la voz de alarma, por un incendio declarado en la zona forestal cercana al municipio de Pujerra, el cual, debido a los fuertes vientos de poniente y terral, a primeras horas de esta noche, se precedió al desalojó de los vecinos del casco urbano de Benahavís, trasladándolos a la carpa habilitada en San Pedro Alcántara, en Marbella.

Según ha informado el Servicio de Extinción de Incendios Forestales de Andalucía, los técnicos de la Unidad de Sistemas en Emergencia estuvieron sobrevolando el perímetro con drones, para dar apoyo a las tareas de seguimiento en la evolución del incendio.

Sobre las ocho y media de la tarde, se solicitó el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ejército de Tierra que ha desplegado a 162 efectivos esta noche en la zona, según han confirmado fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Málaga.

Los miembros del retén de bomberos de los pueblos cercanos como Manilva, están participando desde el inicio del incendio en las labores de extinción del mismo.

Hoy, durante las primeras horas, y debido a una inversión térmica no ha sido posible el trabajo de los medios aéreos. Desde el medio día, el viento ha cambiado de dirección y esto facilita las labores de los bomberos, pudiéndose usar vehículos aéreos.

Una inversión térmica se produce cuando la temperatura aumenta con la altura, que es justo lo contrario de lo que pasa en condiciones normales. Esto provoca que el aire no pueda elevarse en una zona de inversión, puesto que es más frío y, por tanto, más denso en la zona inferior. De esta manera, quedan inhabilitados los recursos aéreos al generarse turbulencias y resultar peligroso.

Menos de un año después del gran incendio que calcinó más de 10.000 hectáreas de monte en Sierra Bermeja y que costó la vida de un bombero, este entorno arde de nuevo. En esta ocasión, en las tareas de extinción tres miembros del Infoca han resultado heridos de diversa consideración, uno de ellos grave.

Desde el consistorio manilveño, el alcalde Mario Jiménez, ha querido solidarizarse con los pueblos afectados en este incendio, y ha agradecido la labor de los cuerpos de seguridad desplegados en la zona, que se están jugando su vida para preservar la de los demás.

Compartir