ALCALDÍA NOTICIAS

La vecina Isabel Vázquez cumple 100 años

Ayer un equipo de esta casa tuvo la suerte, algo que no se da todos los días, de asistir al cumpleaños del 100 aniversario del nacimiento de la vecina, Isabel Vázquez.

Sus hijos, sus nietas, así como otros miembros de su familia y amigos, no quisieron perderse esta oportunidad de estar junto a ella.

El alcalde de Manilva, Mario Jiménez, acompañado de la edil Paqui López y de la directora de área, Pilar Zuñiga, acudieron a visitar a Isabel en este día tan especial y le regalaron, además de una placa en recuerdo de esta jornada, un abanico y una tarta.

Nos percatamos nada más llegar de la amabilidad y hospitalidad de una mujer que ha sufrido mucho en los primeros años de su vida, ya que se quedó huérfana de madre siendo una niña, y se tuvo que hacer cargo de su casa y de su hermana que estaba enferma.

Dejó los estudios a los 13 años, algo que no le impidió seguir formándose por su cuenta, y es que Isabel leía y sigue leyendo a sus 100 años, todo lo que cae en sus manos, especialmente el periódico que su hijo le lleva cada día.

Dice que es adicta a la televisión, que sigue nuestro canal, y que esta afición la ha desarrollado por su problema con las piernas, que no le permite desplazarse con normalidad.

Le hubiese gustado ser maestra, aunque también nos dijo, que de ser hombre hubiera sido político, un tema que le apasiona. De hecho se conoce los nombres del presidente del gobierno y todos sus ministros. ¿Serían ustedes capaces de someterse a ese examen?

De joven le decían la cartera, porque escribía las cartas de sus vecinas para sus hijos que estaban en el servicio militar o de las chicas para sus novios.

Aún lee con absoluta fluidez y así lo demostró ante nuestras cámaras.

Con Isabel nos llevamos una muy grata sorpresa y nos tuvimos que hacer la gran pregunta. Si hubiese tenido posibilidades o hubiese vivido en nuestros tiempos, ¿donde hubiese llegado esta gran mujer?.

Eso mismo le preguntamos al alcalde de la localidad, Mario Jiménez.

Su familia habla con un cariño inmenso de ella, mostrándose muy orgullosos y agradecidos de poder seguir teniéndola.

Ella mientras tanto mira a sus hijos y a sus nietas con un cariño infinito, algo que se ve en su mirada mientras sopla las velas, y que nos hace entender que ha tenido una gran vida a pesar de los tiempos que le tocó vivir, y que sigue disfrutando de ella.

Compartir