NOTICIAS URBANISMO Y MOVILIDAD

Primera piedra del proyecto urbanístico Oceanic

Otero Group procedió ayer a la colocación de la primera piedra del lujoso proyecto urbanístico Oceanic.. Con este acto, se celebra la finalización de los trámites urbanísticos necesarios para el inicio de las obras de urbanización y edificación en simultaneidad con la primera fase. En concreto los 15 proyectos que la componen se encuentran en el último trámite para la obtención de licencia de obra de edificación.

El delegado de urbanismo, Marcos Ruiz, así como la delegada de turismo, Eva Galindo, acompañaron en el acto institucional al Director de Operaciones de Otero Group, Javier Braza y al Director Jurídico del área de planeamiento y gestión urbanística, Santiago Marco.

La primera fase de la promoción ubicada en La Paloma (Manilva), ha sido todo un éxito con una venta del 100% en menos de seis meses. Con el otorgamiento de licencia de obras de urbanización, lo que supone la finalización de los trámites necesarios para la licencia de edificación, se da por cumplido uno de los hitos más importantes para el inicio de las obras. Por este motivo, Otero Group ha puesto ya a disposición de su cartera de clientes la segunda fase de Oceanic. Dicha comercialización se realizará de manera simultánea a la ejecución de las obras de urbanización de todo el ámbito y edificación de la primera fase, lo cual ha generado mucha expectativa en la red comercial de la Costa del Sol.

Rubén Otero, CEO de Otero Group, ha manifestado que la finalización de la gestión urbanística es sin duda un hito importante al amparo del plan estratégico de crecimiento en el área residencial lujo de Manilva” destacando además la importancia clave de la localidad, en la que planean incrementar aún más su presencia. Para el CEO, el municipio tiene una gran capacidad de tracción para generar economías de escala (sector construcción, turístico y servicios) sin menoscabo de la dotación de infraestructuras que la promoción dota al municipio.

Por su parte, el edil de urbanismo, Marcos Ruiz, comentaba que el municipio de Manilva ofrece una seguridad jurídica, que hace muy atractiva esta zona, para promociones tan importantes como esta.

El proyecto Oceanic contempla la edificación de 25 villas de lujo con vistas panorámicas al mar y está compuesto por tres tipologías (Silver-Gold-Unique) cuyos precios oscilan entre 1.387.000 y 1.820.000 euros. Una promoción que respira el aroma del mar en el balcón de La Paloma, y que supondrá una destacada repercusión económica para la localidad con una inversión total de 42 millones de euros. La creación de empleo es otro de los beneficios señalados por Otero Group, que cifra en 100 la creación de nuevos empleos directos y en 200 los indirectos.

Con este proyecto se amplía además la tipología de comprador. Al respecto, Braza señaló que, si bien «sigue manteniéndose la fidelidad del cliente británico, también el mercado belga, polaco y noreuropeo en general ha entrado a formar parte de la cartera de clientes de la empresa, adquiriendo villas en la primera fase de Oceanic”.

En concreto Braza cifró en un 40% los compradores de origen británico, un 15% de nacionalidad polaca, otro 15% de Alemania y un similar 5% para compradores de Bélgica, Australia, EEUU, Canadá, Malasia y Noruega. A este respecto explicó que, aunque la presencia de clientes polacos en la Costa del Sol lleva incrementándose desde hace unos años, es ahora cuando se ha producido un repunte importante a raíz de la cercanía del país con la guerra en Ucrania y la posibilidad de contar con una segunda residencia de salvaguarda.

El director de operaciones de Otero Group, se refirió también a la seguridad jurídica que ofrece el Ayuntamiento de Manilva.

Desde Otero Group quisieron recalcar además que Oceanic se encuadra en la continuada estrategia empresarial por Manilva, una zona en la que el grupo ya ha ejecutado otras promociones residenciales de lujo como Aquamarina, Don Amaro y Duquesa Valley en fase de construcción, destacando todas ellas por el exquisito diseño que caracteriza al grupo.

Compartir